Gobierno cubano sigue restringiendo la libertad religiosa en Cuba, dice nuevo informe de CSW

0
100

Report.-CSW.-CUBA.-2017

El nuevo informe de Christian Solidarity Worldwide (CSW) sobre violaciones de los derechos de libertad de religión y creencia en Cuba, publicado en este mes de febrero (véase aquí en Inglés), revela que a pesar del desarrollo de las relaciones de Cuba con los Estados Unidos y Unión Europea, “el progreso en las conversaciones todavía no se han traducido en mejoras tangentes a religión o creencias de las comunidades.” El informe señala que el gobierno cubano continúa restringiendo la libertad religiosa en varias comunidades de la isla. Esto es particularmente grave para los que tuvieron su registro negado en la Oficina de Asuntos Religiosos (ORA, sigla en Inglés), la rama del Partido Comunista de Cuba que regula los asuntos religiosos y que se identifica en el informe de la CSW como “agresor clave de violaciones de la libertad de religión y creencia en Cuba”.

En 2016, cuatro iglesias importantes relacionadas con el Movimiento Apostólico fueron destruidas por el gobierno en el centro y el este de Cuba. El Movimiento Apostólico es una red de la iglesia protestante que tuvo negado su registro por la ORA. Los funcionarios del gobierno amenazaron confiscar la tierra de los dos dueños de la propiedad si continuaban a permitir que las congregaciones de dos iglesias demolidas hicieran allí los servicios del domingo.

De acuerdo con el informe, en 2016 la CSW ha registrado 2.380 violaciones de la libertad de religión o creencia en Cuba. Al menos 2.009 de estas violaciones han involucrado congregaciones enteras, y un número alrededor de 260 grupos han involucrado mujeres o activistas detenidos para prevenirse de que no estén en eventos religiosos. Se trata de un pequeño aumento con respecto a los 2.300 casos documentados en 2015 – un récord ese año. El gatillo se puede atribuir al hecho de que 2.000 iglesias Asambleas de Dios fueron declaradas ilegales en 2015, una decisión que aún permanece. En comparación, informó CSW 220 violaciones de la libertad religiosa y la creencia en Cuba en 2014; 180 en 2013; 120 en 2012 y 40 en 2011. Estas cifras no son exhaustivas, pero sirven como un indicador del índice de violaciones de la libertad religiosa o de creencias en el país.

“Las estrategias brutales y públicas utilizadas por el gobierno cubano para apuntar a los grupos religiosos, identificados por el informe de la CSW de 2015, continuaron en 2016. Estos incluyen detenciones arbitrarias y públicas, golpizas e interrogatorios. CSW también recibió informes de las tácticas más sutiles utilizadas por el gobierno cubano, incluyendo la difusión de “información errónea” sobre los líderes religiosos. El documento también detalla violaciones de la libertad de religión o de creencias cometidos durante el período de duelo nacional por Fidel Castro. Varios líderes religiosos y miembros de congregaciones, también se observaron y recibieron visitas de agentes de seguridad del Estado y policías políticas oficiales. Todos los domingos en el año 2016, los agentes del gobierno arrestaron violentamente a menudo decenas de mujeres afiliadas a las Damas de Blanco, un movimiento no violento de los derechos humanos, impidiéndoles de ir a la iglesia.

El 1 de febrero de 2017, el Rev. Juan Carlos Núñez Velázquez de las Tunas, cuyo caso se detalla en el informe, se le prohibió llevar a su iglesia durante un año y sufrió constantes amenazas con ser detenidos si no cumplen con este fin. El 8 de enero de 2016, su iglesia, que está afiliada con el Movimiento Apostólico y se encuentra en su propiedad privada, fue demolida. Desde entonces, la congregación se ha encontrado en un patio de su casa. El reverendo fue encontrado culpable de “desobediencia” en octubre de 2016, tras las quejas de que había violado las regulaciones ambientales. Su apelación contra la sentencia de arresto domiciliario fue denegada en diciembre de 2016. La decisión de febrero de 2017 aclaró las condiciones de su arresto domiciliario.

Según informó CSW en agosto de 2016, activistas cubanos son cada vez más audaces en sus esfuerzos para denunciar violaciones de la libertad de religión o de creencias. Iglesias continuaron encontrando maneras de reunirse, incluso después de que se confiscaron sus pertenencias. También siguieron denunciando públicamente violaciones, a pesar de los peligros que puede implicar.

El presidente ejecutivo de CSW, Mervyn Thomas, dijo: “CSW está muy preocupada de que a pesar del desarrollo de las relaciones de Cuba con Estados Unidos y la Unión Europea, las libertades prometidas no se están materializando por las comunidades religiosas de Cuba. Felicitamos el valor de los grupos religiosos que han denunciado públicamente las violaciones  de creencias religiosas, a menudo con gran riesgo personal. Seguimos llamando atención de los gobiernos de la Unión Europea, del Reino Unido y los Estados Unidos para asegurar que los derechos humanos, en particular la libertad de religión o de creencias, sigan siendo una prioridad en cualquier diálogo con el gobierno cubano”.

________________________________________
Fuente de referencia: Christian Solidarity Worldwide (CSW)

NO COMMENTS

LEAVE A REPLY