Por Marcel Legarra | EL AMOR NO BUSCA LO SUYO

0
978

“no hace nada indebido, no busca lo suyo, no se irrita, no guarda rencor;”

1ª Corintios 13:5

Un joven advertí que no se aceptaba como era, y por esto sufría, no se amaba. Hermann Hesse en la novela “El lobo estepario”, nos habla de su protagonista Harry Haller, quién realizaba heroicos intentos por amar a los que lo rodeaban, pero no lo lograba, porque no se amaba a sí mismo. Drogas, excesos de bebida, comida y sexo, eran en él expresiones de falta de auto aceptación. El sicólogo alemán Walter Trobich nos enseña, que no podemos amar a otros, si no nos amamos primero, nadie puede dar lo que no posee. Y esto no es egoísmo.

cruz_vaziaEl Amor no busca lo suyo, porque ya lo encontró. En cambio el egoísta no se ama. Auto aceptarse es amarse a sí mismo, tal cual somos, gordos, flacos, bajos, altos, viejos, muy jóvenes, poco inteligentes, pobres, ricos, calvos, ciegos, sordos, paralíticos, etc.

En la mitología, Narciso admiraba su imagen reflejada en el agua; tanto se inclinó, que se cayó y se ahogó; esto es metáfora de egoísmo. El que se acepta no busca admirarse, ni ser admirado. El que pretende ser aceptado por otros, mediante cirugías, no comiendo o adoptando conductas destructivas, no se acepta, no se ama, y no le importa aún destruirse.

Cristo nos acepta tal como somos. El primer paso es: dejarnos amar por Cristo, luego debemos permitir que Su cincel de amor nos modele, y así, si te amas a ti mismo, querrás llegar a ser lo que Dios quiere que seas. Entonces se cumplirá lo que enseñó Jesús, “Amarás a tu prójimo como a ti mismo”

“El que a Mi viene no le echo fuera.” Jesús

Por: Marcel Legarra (FIAJC/Uruguay)

NO COMMENTS

LEAVE A REPLY