Por Marcel Legarra | LA INCOMPRENDIDA MISERICORDIA

0
409

“Levántate y ve a Nínive…” Jonás 1:2

Corriendo por la Rambla de Montevideo, con amigos, uno, agnóstico, me hizo una broma sobre el  perdón de Dios. Este amigo, en su juventud, sufrió persecución y torturas durante la dictadura militar en la década de 1970.

A la broma, respondí, que si Hitler o el peor genocida, se hubieran arrepentido, Dios los hubiera perdonado.

Este amigo, gritó enojado ¡cómo Dios los va a perdonar!! ,  la carrera se interrumpió, y el ejercicio físico se transformó en un debate filosófico y teológico, pacífico, fue una ocasión de testificar sobre el incomprendido Amor de Dios.

jonasRecordé, cuando Dios encomendó a Jonás, ir a Nínive, capital de la cruel Asiria (Siglo VIII AC) para predicar el arrepentimiento de este malvado pueblo no judío, Jonás se negó, se embarcó desde Jope (costa oriental del Mediterráneo) a Tarsis (probablemente España), procuró huir de su misión yendo al extremo opuesto del Mundo conocido en esa época.

Pasó 3 días en el vientre de un gran pez, que lo vomitó en tierra, Dios, volvió a darle otra oportunidad para que fuera a Nínive, fue y predicó, el pueblo tuvo temor, desde el rey hasta el más simple, se arrepintieron de su maldad, ayunaron y pidieron perdón a Dios y fueron perdonados.

Jonás, como mi amigo, se enojó por esto.

Solamente Dios se distingue  por ser grande en Misericordia, su AMOR no está limitado a unos pocos, EL desea la salvación de toda la humanidad, pero los hombres no.

Aprendamos de la Misericordia de Dios.

Marcel Legarra (FIAJC/Uruguay)

NO COMMENTS

LEAVE A REPLY