Presidente de FIAJC participa de actividades en la clausura de la Reunión Ministerial para el Avance de la Libertad Religiosa

0
39

eua_1024x498El presidente de FIAJC, Dr. Uziel Santana, participó ayer durante la clausura de la Reunión Ministerial para el Avance de la Libertad Religiosa, de un panel sobre el tema, resaltando los avances y desafíos de la protección y promoción de la libertad religiosa en América Latina. En la ocasión, él representó al IPPFoRB (Panel Internacional de Parlamentarios para la Libertad de Religión o Creencia), organización de parlamentarios que luchan por la libertad religiosa, de la cual el Dr. Santana es coordinador en América Latina.

eua1_146x300El panel formó parte de la programación del evento con sede en Washington, D.C., organizado por el Departamento de Estado de Estados Unidos, con el objetivo de hacer de la libertad religiosa una cuestión presente en la agenda de las relaciones internacionales entre varios países del mundo. Siendo mediado por el Embajador David Saperstein, el panel reunió al coordinador del IPPFoRB, Ed Brown; el ex parlamentario del IPPFoRB, Aykan Erdemir; la coordinadora del IPPFoRB, Liv Hernaes; la comisaria de USCIRF, Kristina Arriaga; y el coordinador del IPPFoRB, en América Latina, el Dr. Uziel Santana.

Durante su discurso, el Dr. Uziel afirmó que “Mientras violaciones severas de la libertad de religión o creencia continúan ocurriendo en todo el mundo, América Latina desempeña un papel importante en relación a la protección de ese derecho humano, especialmente porque los países de América Latina no tienen antecedentes históricos de colonización o conflictos con otras naciones. Este factor es muy importante cuando se trata de acciones diplomáticas con países que tienen historias sensibles de violaciones de la libertad religiosa, como Corea del Norte, Irán, Estados Unidos tienen una relación más difícil en situaciones de violación de la libertad religiosa debido a factores históricos y económicos”.

FIAJC estuvo representada durante todos los días de la Reunión Ministerial para el Avance de la Libertad Religiosa, junto a cerca de 400 organizaciones de más de 80 países diferentes. Esta fue la primera edición del evento y puede ser considerado un marco en las relaciones internacionales, ampliando las discusiones sobre la libertad religiosa como un derecho humano, conforme consta en el artículo 18 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos de 1948.

PLAN DE ACCIÓN POTOMAC

logo_potomaceua-1-300x238En el cierre de la Reunión, el Secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeu, subrayó que la defensa de la libertad religiosa es una responsabilidad colectiva de la comunidad internacional y que este es un elemento esencial para el logro de la paz y la estabilidad, tanto a nivel nacional de los Estados, como en sus relaciones internacionales. Pompeu argumentó también que la protección a la libertad religiosa está directamente relacionada al desarrollo económico y al gobierno de la ley, siendo, por lo tanto, esencial para la lucha contra el terrorismo.

En ese sentido, se lanzó el Plan de Acción Potomac, un documento de cinco páginas con directrices para que gobiernos y organizaciones civiles de todo el mundo se empeñen en el combate a la intolerancia religiosa, a la protección de grupos religiosos minoritarios, a la prevención del genocidio y a la protección de patrimonios históricos de la humanidad.

IMG_20180725_111408-1024x768El plan subraya la necesidad de que los países adopten una serie de medidas para la promoción de la libertad religiosa. Entre ellas, la coordinación de redes de abogacía referentes a la temática y la necesidad de adecuar leyes nacionales a las normas internacionales de protección a la libertad religiosa. En ese sentido, el documento resalta el papel desempeñado por el IPPFoRB, que, a través de su red de parlamentarios, ha actuado junto a varios gobiernos del mundo en el combate a la persecución religiosa. De ese modo, sugiere que más países pasen a cooperar con la organización.

Se espera que el Plan de Acción Potomac sea adoptado por varios otros países, además de los Estados Unidos. Que permitiría la ampliación de las fuentes del derecho internacional de los derechos humanos relacionadas con la libertad religiosa.

NO COMMENTS

LEAVE A REPLY